http://www.rotaryclubmedellin.org

Mensaje presidencial RI – abril 2017

Posted By Comunicaciones Club Rotario


Tanto en los países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo, la mortalidad infantil está disminuyendo y la expectativa de vida está aumentando. En 1960, de cada 1.000 niños nacidos, 182 morían antes de los cinco años; actualmente esa cifra se ha reducido a 43. Para un niño nacido en 1960, la expectativa de vida promedio era de 52 años, pero la expectativa de los niños nacidos este año es de 71 años.

Ahora como antes, los factores con mayor probabilidad de decidir el futuro de un niño se determinan al nacer: su lugar de nacimiento, la situación económica y nivel educativo de su familia o la disponibilidad de atención médica. Sin embargo, uno de los adelantos más importantes en la salud pública ha llegado a todos los países y debe llegar a cada niño: las vacunas.

En muchas partes del mundo, las campañas de inmunización casi han eliminado enfermedades anteriormente generalizadas como la difteria, el tétano y la rubéola. Gracias a las vacunas, se han salvado 20 millones de personas del sarampión desde el 2000, se erradicó la viruela y pronto erradicaremos la polio.

Hace 30 años, había cerca de 350.000 casos de polio al año en el mundo. Sin embargo, en 2016 se registraron apenas 37 casos de polio, la cifra más baja en la historia. Todos los demás casos, las parálisis y muertes que se hubieran producido lograron evitarse gracias al uso generalizado de una vacuna segura, confiable y de bajo costo.

La Organización Mundial de la Salud estima que cada año las vacunas previenen de 2 a 3 millones de muertes. Asimismo, evitan la pesada carga de las discapacidades y enormes pérdidas económicas. Sin embargo, todavía podríamos obtener mejores resultados y evitar 1,5 millones de muertes adicionales ampliando la cobertura mundial de las vacunas.

Del 24 al 30 de abril, junto a la OMS, el UNICEF y los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de EE.UU., celebraremos la Semana Mundial de la Inmunización con el objetivo de sensibilizar al público sobre el enorme impacto de las vacunas en la salud mundial. El lema de este año es “Las vacunas funcionan” y ciertamente ese es el caso. Un mayor uso de vacunas tendrá enormes repercusiones en la salud pública como el control de la hepatitis viral, la reducción de la necesidad de emplear antibióticos y la desaceleración de la aparición de microbios resistentes a los antibióticos. En todos los rincones del mundo, las campañas de inmunización rutinaria son más cruciales que nunca para garantizar que los niños tengan las mejores probabilidades de disfrutar de un futuro saludable.

En un mundo incierto, las vacunas ofrecen algo sorprendente: protección para toda la vida. Al trabajar unidos para salvaguardar a los niños contra la polio y otras enfermedades prevenibles, Rotary demuestra que está realmente al servicio de la humanidad ahora y por muchas generaciones futuras.

Tomado de: https://my.rotary.org/es/news-media/office-president/presidential-message

This entry was posted in Notirotarias, Uncategorized. Bookmark the permalink.